Dioses Olímpicos

394
Publicidad

Los dioses olímpicos son un grupo de 12 divinidades en la mitología griega que habitan en el Monte Olimpo y son considerados como los dioses más poderosos y importantes. Cada dios olímpico representa un aspecto diferente de la vida humana, como el amor, la guerra, la agricultura y la justicia. Estos dioses tenían una gran influencia en la vida cotidiana de los antiguos griegos y eran adorados en templos y santuarios por todo el territorio griego.

En la serie de anime y manga “Saint Seiya”, los dioses olímpicos tienen un papel importante como seres supremos que controlan y rigen el universo. Cada dios es responsable de un santuario, y los guerreros llamados Santos luchan para proteger los santuarios y demostrar su lealtad a los dioses. Los dioses olímpicos también tienen una gran influencia en el conflicto central de la serie, ya que algunos de ellos luchan por el control del universo mientras que otros trabajan para mantener la paz y la armonía.

Saint Seiya Dioses Olímpicos

Los Doce Dioses Olímpicos son un grupo de dioses poderosos que dominan la Tierra, con Zeus como su líder. Después de su victoria sobre el Panteón Titánico en la Titanomaquia durante la Edad del Mito, Zeus y sus compañeros se convirtieron en el grupo de dioses más poderosos de la Tierra.

Sin embargo, después de la Titanomaquia, la Diosa de la Madre Tierra creó al gigante Typhon en un acto de ira. La Gigantomakhia resultante resultó ser demasiado para los doce Dioses, pero eventualmente lograron derrotar a los Gigantes y sellarlos en el volcán Etna, en la brecha entre la Tierra y el Inframundo.

Miembros

Zeus, el Soberano del Olímpo

Zeus es una figura dominante en la mitología griega y lidera a los Doce Dioses Olímpicos como su dios todo-poderoso. Es hijo de los titanes Kronos y Rhea, hermano de Hades y padre de Athena, Artemis y Apollón. Conocido por su poder y autoridad, Zeus es una figura importante en la mitología y en la serie de anime y manga “Saint Seiya”. Su papel como líder de los dioses olímpicos lo hace un personaje clave en la trama y su relación con los demás dioses y guerreros santos es fundamental para comprender el universo de la serie.

Hades, el Rey del Inframundo

Hades es un dios poderoso en la mitología griega y en la serie de anime y manga “Saint Seiya”. Es conocido como el dios que controla el Inframundo y los muertos, y es venerado por los Specters como su líder. Debido a su decepción hacia los humanos, Hades ha comenzado una Guerra Santa con el objetivo de su ejecución mediante el “Greatest Eclipse”.

Hace 243 años, durante la anterior Guerra Santa contra Athena, Hades fue sellado y derrotado, pero ha vuelto a aparecer en el mundo de nuevo. Como un personaje clave en la trama, su papel en la Guerra Santa es fundamental para comprender la historia de la serie.

Poseidon, el Emperador del Mar

Poseidón es el dios de los océanos y fue el primero en iniciar una cruzada contra Athena durante la Edad de los Mitos. Durante su primera cruzada, ordenó la construcción de la gran ciudad amurallada llamada Atlantis en el océano Atlántico como un fuerte para las invasiones terrestres. Desde entonces, la región de Ática ha estado en conflicto entre Poseidón y Athena, lo que llevó a una cruzada.

Como resultado, Poseidón fue sellado en una vasija durante más de mil años y su papel en la trama y en la lucha por el control del universo es fundamental para comprender el universo de la serie.

Apolo, el Dios del Sol

Apolo, también conocido como Apollon, es el Dios del Sol, la luz, la música y la poesía en la mitología griega, y hermano de Atenea. A pesar de ser un personaje clave en el panteón griego, Apolo no tiene una aparición directa en la serie original de Caballeros del Zodíaco. Sin embargo, su presencia se hace notar en películas y spin-offs relacionados con Saint Seiya, donde su relación con Atenea y los Caballeros se vuelve relevante.

En estas adaptaciones, las motivaciones y objetivos de Apolo pueden entrar en conflicto con los de Atenea y sus Caballeros, generando tensión entre los personajes. Si bien Apolo es considerado un dios benévolo en la mitología griega, en el universo de Saint Seiya, sus acciones pueden ser percibidas como ambivalentes o incluso hostiles en ciertos momentos. Esta complejidad añade profundidad al personaje y enriquece la trama de las historias en las que aparece.