Saint Seiya: Guerreros de la última guerra sagrada

685
Publicidad

“Saint Seiya: Guerreros de la última guerra santa” es una película basada en el anime y manga “Saint Seiya”. La película sigue a los Caballeros de Bronce mientras luchan contra las fuerzas del mal en una batalla épica por la salvación del mundo. La película es conocida por su animación impresionante y su trama emocionante, que atrae tanto a los fans antiguos como a los nuevos.

Además, la película cuenta con un elenco de voces talentosas que presta sus voces a los personajes, y una banda sonora emocionante que complementa la acción en pantalla. En general, “Saint Seiya: Guerreros de la última guerra sagrada” es una película emocionante y épica que los fans de la serie definitivamente disfrutarán.

Ver Online Saint Seiya: Guerreros de la última guerra sagrada

Argumento

El descenso de los 4 Ángeles

El amanecer trae una visión sin igual en el cielo matutino. Venus se deslumbra en el horizonte mientras cuatro luces brillantes se desprenden y caen sobre el Santuario. Los Caballeros Dorados que sobrevivieron a la Batalla de las 12 Casas sienten un cosmos ominoso.

Sin previo aviso, las cuatro estrellas se mueven como fantasmas, atacando a los caballeros con precisión mortal. Primero derrotan a Mu de Aries con un rayo en el pecho que perfora fácilmente su armadura de oro. Luego continúan su camino a través de las casas restantes, derrotando a Aldebaran de Taurus, Aioria de Leo, Shaka de Virgo y Milo de Scorpio con la misma habilidad. Estas apariciones aparecen ante ellos sin ser detectadas, ocultando su presencia incluso al ingresar al Santuario.

En el Templo de Athena, las cuatro apariciones se postran ante ella en un acto de sumisión respetuoso.

Un haz de luz aparece y Lucifer desciende. Él sostiene un diálogo con la Estatua de Athena, citando un pasaje de la Biblia. La estatua llora en señal de tristeza y indignación antes de ser decapitada por Lucifer. Al norte del Santuario, Lucifer levanta su templo, el Pandemonio. En la introducción de la película, se ve cómo maremotos, erupciones volcánicas y una densa neblina están azotando la Tierra, causando una cantidad incalculable de víctimas

Más tarde, los Caballeros de Bronce, Seiya, Hyōga y Shun, llegan al Santuario sin sus armaduras y se encuentran con un escenario impactante. Al ver la decapitación de la estatua de Athena, se preguntan qué sucedió. En ese momento, Lucifer reaparece junto con sus cuatro ángeles de la muerte: Belcebú, Astaroth, Eligor y Moa.

Hyōga explica quién es Lucifer, conocido como Satanás en la Biblia, y cómo ha sido detenido en el pasado por diferentes seres mitológicos, como Marishiten en China y el Arcángel San Miguel. Lucifer revela que ha regresado del infierno gracias a la ayuda de Eris, Poseidon y Abel, cuya fuerza aumentó con sus muertes y le permitió despertar de su letargo.

Lucifer le dice a Athena que si quiere detener la ola de destrucción y muerte que azota la Tierra, debe ofrecerse como sacrificio y entregar su sangre para aplacar su ira y deseo de venganza contra la diosa. Estas palabras enfurecen a los caballeros de bronce, quienes reaccionan y atacan a Lucifer y sus ángeles, pero son rápidamente derrotados y dejados en el suelo moribundos.

El Pandemonium

Athena se dispone a ofrecerse como sacrificio en el Pandemonio de Lucifer, avanzando a través del sendero lleno de tormentos y espíritus malignos hacia el camino más peligroso, plagado de espinas. En cambio, Lucifer promete evitar causar daño a personas inocentes, aunque no puede garantizar las acciones de Eris, Abel y Poseidón.

Mientras tanto, los Caballeros de Bronce, habiendo recuperado su fortaleza, se dirigen al Pandemonio para derrotar a Lucifer. Astaroth y Belcebú, dos de los ángeles, se interponen en su camino, pero Shiryū se ofrece para enfrentarlos y permitir que sus compañeros prosigan su viaje. Al avanzar, los caballeros se topan con el enmascarado Eligor de Virtue, quien emerge repentinamente de un capullo, pero Shun se enfrenta a él, mientras que Hyōga se queda para combatir contra Moa de Throne. Seiya continúa hacia adelante con la misión de encontrar a Atenea.